Vidas tan ejemplares

Sean O’Callaghan cometió como miembro del IRA un homicido y un asesinato antes de cumplir 21 años, cuando abandonó la organización. Entró de nuevo tres años más tarde. Convencido de que había contribuido a fortalecer a una fuerza enemiga de la libertad, estableció contacto con la policía irlandesa y se convirtió en un ‘informer‘, en […]