Palabra de Barroso

by I.G.

Lo dijo el presidente de la Comisión Europea y fue agasajado por el unionismo, que también lo decía. La Escocia independiente quedará fuera de la Unión Europea y tendrá que solicitar y negociar su acceso. Es mentira.

Si Escocia vota sí a la independencia, los gobiernos de Edimburgo y Londres iniciarán una negociación para desenredar la compleja maraña de leyes que unen a ambos países. El voto no habrá cambiado nada en la estructura institucional.

Lo mismo puede decirse de la Unión Europea. Los ciudadanos escoceses seguirán teniendo los mismos derechos y obligaciones, los estudiantes españoles del programa Erasmus pagarán las mismas tasas, los mares del norte serán faenados por barcos con licencias de la UE.

José Manuel Barroso, cuyo segundo mandato expira días después del referéndum, tendrá que decir menos que nadie sobre separaciones o accesos. Eso no es competencia de la Comisión sino del Consejo Europeo. ¿Podemos creer que intervendrá con mano dura en una negociación amistosa entre Edimburgo y Londres como gobiernos soberanos?

Los dos gobiernos establecerán también un diálogo con Bruselas sobre sus nuevas relaciones en la UE. Y la Europa basada en una idea común de ciudadanía y de cooperación entre estados también buscará el entendimiento. La independencia en la UE sólo puede darse mediante acuerdos.

Según sir David Edwards, exjuez del Tribunal Europeo de Justicia que participó en un reciente debate patrocinado por el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña, en la conclusión exitosa de esa negociación no haría falta un nuevo tratado, bastaría con enmendar los existentes.

Es entonces cuando España tiene voz y bloquea la continua pertenencia de Escocia a la UE y la expulsa. Hay quien dice esto seriamente, como si tuviera el convencimiento de que pueda ocurrir.

———————————

Es difícil concebir una campaña que pide a la gente que vote no pero que evite ser negativa. Es difícil, pero tampoco hay que llegar a esto: la ministra británica de Interior «no cree que sea posible garantizar que la amenaza del crimen organizado, el cibercrimen y el terrorismo global vaya a disminuir con la independencia».