Diplomacias

by I.G.

Viernes, 25 de octubre, Londres

En un auditorio de una de las mejores universidades del mundo, University College London, unas doscientas personas escuchan y preguntan a lo largo de la mañana a una serie de ponentes sobre el caso catalán en el contexto de procesos de autodeterminación en la Unión Europea.

Hay presentaciones variadas en tono y perspectiva. Es una jornada aleccionadora y la mayoría de las preguntas de los asistentes, estudiantes y profesores de universidad o gente de otras profesiones, tiene un nivel elevado de conocimiento y de encuesta.

Había que registrarse gratuitamente para asistir. Podía hacerse con la app Eventbrite. Recibí correos electrónicos en los días anteriores pidiéndome que informase a los organizadores si no podía acudir, para ofrecer mi plaza a otras personas que querían registrarse pero no podían hacerlo al haberse agotado todas las entradas.

El acto había sido organizado por el Instituto Europeo de la UCL y el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña; y patrocinado por la Delegación de la Generalitat en Reino Unido.

Había sido invitado a asistir, media hora después, al discurso de Federico Trillo en la conclusión del Simposio sobre el Tratado de Utrech celebrado durante dos días en la Embajada de España en Reino Unido y a una recepción posterior. Se celebró el simposio a puerta cerrada, en un pequeño salón de la embajada.

¿A quién no le hubiese gustado escuchar la perspectiva de sir John Elliot, escritor tan lúcido sobre ese tiempo y también sobre la historia de Cataluña, y las de otros ponentes tras este verano tan gibraltareño?

No pude acudir al discurso del embajador pero me informaron de que las ponencias, si no el debate, serán impresas en el futuro.

————————————

Salmond salva una empresa y pierde un diputado