Negociar la independencia (juego)

by I.G.

«Negociaciones sobre la independencia escocesa quedan enmarcadas por la observación de que ni el resto de Reino Unido ni la Unión Europea tienen nada significactivo que ganar en tal negociación; no desean participar en ella en absoluto. Eso les da una posición fuerte en la mesa; de hecho, esperarían arrancar buena parte de los beneficios que Escocia percibe de la independencia como el precio de su consentimiento.

Pero el problema no es tan sencillo. Si la población escocesa vota por la independencia, hay que llegar a un acuerdo sobre las condiciones. El status quo ya no es una opción para Reino Unido; no hay otra alternativa más que el acuerdo negociado. Aunque hay diferencias importantes sobre el calendario. Un gobierno escocés perdería credibilidad si no puede avanzar rápidamente hacia la resolución; un gobierno en Westminster puede permitirse que las discusiones se prolonguen indefinidamente. Eso deja a los negociadores escoceses con pocas cartas en su mano».

John Kay en «Los políticos deberían recordar las cuestiones básicas de una negociación» >